Nuestra web utiliza cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si estás de acuerdo por favor acepta su uso. Para más información pulsa aquí

Acepto

Descubre los quesos más destacados

Te presentamos diferentes quesos del mundo... ¿quieres conocerlos?

El queso Arzúa-Ulloa

El queso con denominación de origen Arzúa-Ulloa, uno de los más tradicionales de Galicia, se elabora en la comarca del mismo nombre con leche fresca de vacas de raza rubia gallega o frisona.

De corteza limpia, lisa, brillante y de color amarillo pajizo, tiene una forma cilíndrica que lo diferencia del tradicional queso de tetilla gallego, al que se parece mucho en sus características. La pasta es suave y salada, con un punto ácido muy característico, compacta y con escasos ojos, de color blanco marfil en los quesos frescos que se vuelve de un amarillo más intenso en los quesos curados.

Existen tres tipos de queso Arzúa-Ulloa. El queso industrial, elaborado con leche pasteurizada, madura un mínimo de seis días. El queso de granja también madura seis días y puede hacerse con leche fresca o pasteurizada, pero siempre procedente de vacas de la propia explotación. El queso curado madura un mínimo de seis meses y tienes características de color, sabor y aroma más intensos. El queso más curado se conoce como “queixo da nabiza” y sólo puede elaborarse en invierno, cuando el ganado se alimenta de nabos, que otorgan al queso un sabor singular y característico.


Sugerencias

  • La suavidad del queso Arzúa-Ulloa lo hace muy adecuado para cocinar porque no enmascara el sabor de otros alimentos. La textura cremosa y fundente de las variedades más frescas puede llegar a untarse sobre panes de la zona.
  • Su toque ligeramente ácido enlaza bien con los vinos blancos afrutados de las D.O, Rías Baixas y Ribeiro pero también desarrolla plenamente su sabor acompañado por tintos con cuerpo.
  • El “queixo da nabiza” resulta delicioso con miel o con membrillo.