Nuestra web utiliza cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si estás de acuerdo por favor acepta su uso. Para más información pulsa aquí

Acepto

Descubre los quesos más destacados

Te presentamos diferentes quesos del mundo... ¿quieres conocerlos?

El queso de Murcia y el queso de Murcia al vino

Los quesos de la Denominación de Origen Murcia y Murcia al Vino están elaborados con leche de cabra de raza murciana, conforme a la tradición mantenida durante siglos por los pastores de la zona.

Son quesos de pasta prensada no cocida, de forma cilíndrica y con una corteza lisa y ligera. De masa compacta y grasa, su textura es cremosa y tienen un sabor agradable, poco salado, con un toque ácido y suave aroma.

El queso de Murcia tiene dos variedades. El fresco se consume sin madurar, apenas tienes corteza y su textura es blanda. Poco salado, de aroma suave, color blanco y sin ojos. El queso curado, madura durante dos meses en condiciones controladas de temperatura y humedad. La corteza es lisa y la pasta va tomando tonalidades amarillentas en los quesos más maduros, que presentan pequeños ojos. Es un queso de acusada personalidad, de textura firme, compacta al corte y aroma suave.

El queso de Murcia al Vino también tiene forma cilíndrica. Es un queso graso que, durante su proceso de maduración, se baña en vino tinto de la región, lo que le confiere un sabor original y único. Su corteza presenta un característico color rojizo, debido a los baños en vino.


Sugerencias

  • Las diferentes variedades de queso de Murcia y de Murcia al Vino combinan bien con vinos de la región, sobre todo de las Denominaciones de Origen Jumilla, Yecla y Bullos, de sabor seco y acusado aroma. Los quesos frescos piden vinos más afrutados, mientras los curados son perfectos para tomar con crianzas y reservas, de gran cuerpo y aroma a madera.
  • El queso fresco es delicioso para freir y para tomarlo como tapa, con pan, aceite y pimentón. El curado, mejor solo.