Nuestra web utiliza cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si estás de acuerdo por favor acepta su uso. Para más información pulsa aquí

Acepto

¿Sabías que...?

Descubre interesantes detalles y curiosidades sobre el mundo de la alimentación y la salud

El fósforo

¿Qué es el fósforo?

El fósforo es el segundo mineral más abundante en nuestro organismo, presente en todas las células y fluidos del mismo. Su presencia en el organismo ronda los 650 mg aproximadamente. Es un mineral esencial que necesitan todas las células para su normal funcionamiento. La mayoría del fósforo se encuentra en forma de fosfato (fosforo combinado con oxigeno). El 85% del fósforo se localiza en los huesos y dientes, mientras que el 15% restante está distribuido en los tejidos blandos. En el recién nacido el fosforo representa el 0,5% de su organismo. Su concentración en sangre es de 3 a 4,5mg/ml.

El fósforo junto con el calcio son los minerales más abundantes en los huesos. Se absorbe entre el 60% y 80% del fósforo proveniente de la dieta, principalmente en el duodeno y el yeyuno. Este mecanismo de absorción esta regulado por la vitamina D. Su eliminación se realiza mayormente por vía renal (70%) y por heces. Una dieta normal tiene aproximadamente entre 800 y 1500 mg de fósforo. Se encuentra en muchos alimentos de nuestra dieta, principalmente en los productos lácteos, huevos, carnes y pescados.

¿Para qué sirve?

  • Forma parte de la estructura del hueso y de los dientes en forma de sal de fosfato de calcio.
  • Actúa como productor y reserva de energía, indispensable en nuestro rendimiento físico.
  • Ayuda a oxigenar los tejidos gracias a su unión con la hemoglobina de las células sanguíneas.
  • Forma parte de varias enzimas y de las cadenas de ácidos nucleicos (ADN y ARN) responsables de la transmisión de la información genética.
  • Ayuda a mantener el equilibrio acido-base (PH) actuando como uno de los reguladores más importantes.
  • Forma parte de las membranas celulares como fosofolípidos. Los fosfolípidos son esenciales para nuestro cerebro, ya que ayuda a nuestra memoria y rendimiento intelectual.
  • Forma parte del mecanismo que regula la actividad de las proteínas.

Fuentes naturales de fósforo

El fósforo se encuentra en gran cantidad de alimentos pero sus fuentes principales son productos lácteos, carnes, huevos y pescados. Muchas semillas, legumbres, cereales y frutos secos contienen una forma de depósito de fosfato, denominado acido fítico o filato.

Deficiencia de fósforo

La disminución de los niveles de fosfato en la sangre es una condición conocida como hipofosfatemia (<3mg/dl). Raramente se produce una disminución del mismo por ingesta inadecuada de fósforo, ya que está muy distribuido en los alimentos. Entre las personas que están más predispuestas a padecer esta dolencia son los diabéticos, anoréxicos, personas con mala absorción del mismo, con deficiencia de vitamina D y con alteraciones en las glándulas tiroides.

Los síntomas que produce la hipofosfatemia son

  • Fatiga
  • Pérdida de apetito
  • Insuficiencia respiratoria
  • Debilidad muscular
  • Entumecimiento de las extremidades
  • Alteraciones cardiacas….

Interacciones con otros nutrientes

Calcio y vitamina D: la regulación de los niveles de fósforo y calcio en la sangre esta interrelacionada a través de la acción de la hormona paratiroidea (PTH) y de la vitamina D. Si los niveles de calcio disminuyen (ingesta inadecuada de calcio), las glándulas paratiroideas detectan esta disminución, produciendo una mayor secreción de PTH. La PTH estimula la conversión de la vitamina D en calcitriol en los riñones. A su vez, el aumento de calcitriol incrementa la absorción intestinal de ambos minerales. Tanto la PTH como la vitamina D estimulan la reabsorción de los huesos, resultando en la liberación de calcio y fósforo del hueso en la sangre.

El fósforo y los productos Arias

Los productos lácteos, carnes, huevos, pescados y frutos secos son fuente natural de fósforo (entre otros nutrientes), completando así nuestra dieta y dotando a la misma de una riqueza nutricional indispensable para el desarrollo saludable de nuestro organismo.

Arias, dentro de su gran portafolio de marcas y productos, está orientado a buscar productos innovadores y de calidad que buscan satisfacer las necesidades de nuestros consumidores actuales y ofrecerles alternativas para continuar manteniendo una dieta variada y equilibrada. Por ejemplo, dentro de la gama de Burgo de Arias, encontramos productos que aportan el 34% de la Cantidad Diaria Recomendada de este mineral. Otro ejemplo es la gama de quesos de untar San Millán, que aporta el 12% de la Cantidad Diaria Recomendada de fósforo.