Nuestra web utiliza cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si estás de acuerdo por favor acepta su uso. Para más información pulsa aquí

Acepto

Descubre los quesos más destacados

Te presentamos diferentes quesos del mundo... ¿quieres conocerlos?

El queso Mahón-Menorca

El queso Mahón-Menorca es un queso de pasta prensada, con una inconfundible forma cuadrada, de cantos y aristas redondeados. Está hecho con leche de vaca, cuajado a baja temperatura y elaborado según la tradición ancestral ganadera y culinaria de Menorca.

Es un queso artesano de marcada personalidad, color anaranjado y sabor intenso, ligeramente salado y algo picante. Se elabora desde tiempos inmemoriales con leche cruda recién ordeñada de vaca frisona, mahonesa o parda-alpina, con un procedimiento que se transmite de generación en generación.

La leche se cuaja con pistilos de cardo silvestre y la cuajada se embolsa en un lienzo de algodón, que los lugareños denominan “fogasser”. Posteriormente se coloca la pieza en una prensa que graba en relieve un dibujo producido por el lienzo y el ligado, que se denomina “mamelia”. Se sala, se orea y se deja madurar, volteándolo y untando la corteza con aceite y pimentón.

Según el grado de maduración se obtienen las diversas variedades. El queso tierno es más suave y de pasta de color amarillento. El queso semicurado es el más conocido y presenta el característico color anaranjado de la corteza, con una pasta más firme y un bouquet que recuerda a frutos secos tostados. La textura del queso curado es más dura, pudiendo incluso llegar a ser quebradizo y producir escamas al cortarlo, con aroma y sabor intensos y un ligero toque picante.


Sugerencias

El Mahón-Menorca combina muy bien con frutas frescas, especialmente con uvas, y con cualquier tipo de ensalada, aunque también resulta muy sabroso con una rebanada de pan tostado con tomate. Mezclado con mermelada, conforma un “jaleo” muy dulce y es muy adecuado para la preparación de tartas y helados. Siempre acompañado de un vino tinto, joven y ligero para los quesos poco maduros, pero con más cuerpo y aroma para las piezas curadas.